martes, 22 de junio de 2010

Cande Sánchez para Coolnalism


Los protagonistas de esta entrevista son tres: la música, la moda y la publicidad, y llegan de la mano de Cande Sánchez, Premio Nacional de Investigación Prat Gaballí por su trabajo titulado "La Musicidad- Las relaciones comerciales y culturales entre la industria discográfica y la publicidad".

Esta chica sabe. Un montón pero mucho. Trabaja en Comunicación y Programación Cultural de la Fnac de Alicante... y en una tesis que promete. Desde que nos conocimos, sabía que un día su maravillosa "Musicidad" visitaría Coolnalism. Nos ha costado por los múltiples viajes de los últimos meses y su agenda repleta de eventos, pero finalmente... aquí está: Gracias Cande.

CANDE SÁNCHEZ Y LA MUSICIDAD - HISTORIA DE UN NUEVO CONCEPTO
A Cande Sánchez la gusta leer, patinar, jugar con su gato y tocar el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. No le gusta comer carne. Es una trabajadora incansable, la persona más organizada que he conocido en el último año y además un cielo de persona. Dicho esto, vamos allá:

¿Qué es la "Musicidad"?
La musicidad es una palabra "maleta" que surge de unir música y publicidad. Las marcas buscan en la música estrategias efectivas, pero no sólo para desplegar sus anuncios, sino para identificarse como música. Convertida la marca en música (y en cultura), el receptor consume musicidad (música con función estética y publicitaria).

¿Cuál es el origen del término?
El término "Musicidad" surge cuando el desarrollo de Internet provoca un cambio en el modelo de negocio de la industria discográfica y publicitaria. La música sufre una pérdida de valor del soporte, por la posibilidad de acceder a las canciones de forma gratuita. En cuanto a la publicidad, las grandes audiencias se han fragmentado y se han fugado a Internet. Por ello, el anunciante busca nuevas estrategias para conectar con un consumidor más disperso y exigente.

¿Qué consigue la Musicidad?
Es un estímulo para la industria musical y publicitaria. Consigue que la música sea efectiva como la publicidad. En la musicidad, la publicidad se deja querer por la música y se impregna de su naturaleza estética (...) convirtiéndose en contenido cultural a través de la música.

¿Podríamos hablar de una relación directa entre el descenso de la venta de música y el incremento del negocio de los festivales y la moda en torno a ellos?
El descenso de ventas de soportes ha coincidido con el auge de la música en directo. Ahora prima el consumo de la experiencia. Moda y música se convierten en una especie de simbiosis cultural. Los festivales necesitan partners y difusión y las marcas buscan audiencias para llegar al consumidor.

¿Qué ganan los grupos y la moda asociándose mutuamente?
Canales alternativos de difusión. Con la musicidad se impacta en un público ávido de consumir contenidos culturales pero hastiado de publicidad convencional. Los artistas, seducidos por las marcas, interpretan para una publicidad culturizada.

¿Qué marcas crees que lo están haciendo bien en este sentido?
Bit de Burberrys, XS de Paco Rabanne, Diesel, Levi's. Pero el ejemplo paradigmático es April77. La firma francesa de moda de Partouche ha creado un sello discográfico de música alternativa.

¿... Sabe o no sabe un montón? Pues ha prometido volver con más...

4 comentarios:

  1. Tu aproximación ilusionada a personas ilusionantes, genera realidades.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me gusta como suena! ... Si es que nothing is everything!

    ResponderEliminar
  3. musicidad...wow........ nos encanta el concepto!!!

    ResponderEliminar